jueves, 24 de julio de 2014

IVÁN VÁSQUEZ REAPARECE EN MITIN


 
El prófugo presidente regional de Loreto Iván Vásquez Valera se puso a derecho con la justicia ayer en la noche en la plaza Sargento Lores de la ciudad de Iquitos. En medio de un mitin de solidaridad organizado por su movimiento político Fuerza Loretana, el candidato a una tercera elección hizo su aparición junto a su esposa ante la sorpresa de sus militantes y simpatizantes. Minutos antes de su aparición el candidato a la alcaldía de Maynas por Fuerza Loretana Augusto Vargas Fernández hacia uso de la palabra destacando que estábamos ante la figura de un “hombre colosal” que en comparación con sus pequeños opositores éste estaba mucho más cuajado en las contiendas políticas y electorales.

Iván Vásquez se dirigió a su militancia y en pocas palabras –y en resumen- dijo que la orden de prisión preventiva por 18 meses en su contra era injusta pero que se ponía a derecho porque esta con la conciencia limpia. Durante su alocución el presidente regional se notó sumamente nervioso y emocionado, una combinación que al parecer le jugó una mala pasada con su salud, ya que tras finalizar sus palabras fue trasladado en ambulancia a la clínica Selva Amazónica ubicada a una cuadra y media de la plaza Sargento Lores, cuyo director Martín Casapía –coincidentemente- trabajaba hasta hace poco para la gestión de Iván Vásquez y es una persona muy allegada a su círculo de amigos.

Rápidamente la policía cercó las cuadras colindantes (Morona y Brasil) a la clínica Selva Amazónica donde fue internado Iván Vásquez por una descompensación en su organismo según el primer diagnostico de los médicos. Los abogados defensores de Vásquez Valera declararon que permanecerá internado hasta que se recupere totalmente lo cual podría tardar de 3 a 5 días, asimismo mencionaron que solicitaron la revocación de la orden de prisión preventiva ante el órgano pertinente porque no hay peligro de fuga.

ALGUNAS ASPECTOS A TOMAR EN CUENTA

Muchos medios de comunicación y personas en las redes sociales indicaron que el presidente regional de Loreto se había entregado a la justicia en un mitin y no es así, ya que Vásquez Valera apareció casi a escondidas y se presentó con los brazos alzados ante la sorpresa de sus militantes y simpatizantes manifestando que iba a esperar sentado a la policía. Al momento de dirigirse a sus correligionarios se mostró tranquilo y con buen semblante, sin embargo minutos después empezó a ponerse nervioso y a sudar profusamente, quizá presagiando que lo iban a trasladar a la carceleta del Poder Judicial para su posterior traslado al Penal de Guayabamba. De todo esto se desprende que Iván Vásquez no se entregó, porque el que se entrega va a la dependencia policial y se pone a derecho y no a un mitin trasmitido simultáneamente por televisión y radio lo cual representa una clara provocación a la policía.

El general de la policía en Iquitos tras enterarse de la presencia de Vásquez Valera en el mitin de Fuerza Loretana no actuó de acuerdo a Ley, ya que dejo que el presidente regional con orden de captura hable por espacio de treinta minutos y se victimice, lo cual deja mucho que desear del trabajo de la policía y por lo cual los responsables recibirían sanciones según declaraciones del ministro del Interior Daniel Urresti. En el Perú las leyes tienen que ser iguales para todos sin excepciones ni distinciones ni cárceles doradas. Otro dato, la policía no tenía conocimiento del paradero de Vásquez Valera, según su servicio de inteligencia habría fugado a Colombia, Brasil, Panamá o Estados Unidos. Todo este tiempo Iván Vásquez se paseó por la región Loreto sin ser capturado por la policía.  

Al dirigirse a sus militantes y simpatizantes, Iván Vásquez dijo que iba a esperar a la policía sentado y que se ponía a derecho con la justicia porque estaba con la conciencia tranquila, entonces no se explica cómo es que fue traslado a la clínica Selva Amazónica –con ambulancia estacionada en el lugar previamente- y no a la carceleta del Poder Judicial, pues con todo el show mediático que se armó es evidente que todo estaba preparado para hacer ver a Vásquez Valera como la victima de un sistema judicial inquisidor y castigador de los “buenos gobernantes”. Hasta el cierre de edición una treintena de policías custodian la clínica Selva Amazónica donde está internado el presidente regional de Loreto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como menciono el chato vargas, tenemos frente a nosotros a un hombre cuajado en la politica, por eso hace lo q hace, se siente el intocable el dueño de Loreto. Cambiemos a los gobernantes, animense a participar en politica personas honorables y de buen proceder.