miércoles, 7 de enero de 2009

SAN AGUSTÍN EN MI CORAZÓN (REENCUENTRO DE LOS AGUSTINOS YA FUE)



El 28 de diciembre (como todos los años desde no sé cuando) se celebró el reencuentro de los ex alumnos agustinos en el colegio “San Agustín” (el mejor de Iquitos, no hay más). Promociones de la década del 70 hasta la reciente (2008), estuvieron presentes en este trascendental acontecimiento. Cada año la organización corre por cuenta de una promoción diferente (este año la de 1983). Ese día las promociones arman su mejor equipo para participar en el campeonato relámpago de “todos contra todos”, donde los ex alumnos demuestran sus mejores cualidades y virtudes con la pelota (sin importar la edad). Los ex alumnos llegan desde todas partes del mundo (Israel, Miami, Lima, etc.) para participar en esta camaradería que se ha convertido en una tradición agustiniana anual.

Este año resultó ganador del campeonato el equipo de la promoción 2000. Recuerdo que los ex alumnos de esta promoción fueron el equipo base de la selección de futbol del colegio que logro muchos títulos ese año. El colegio “San Agustín” es más que un centro educativo de primer nivel, es un hogar donde todos desarrollan una empatía (casi instantánea). Espero que mis compañeros de promoción (2001) hayan dado lo mejor en el cancha (sino, en el “fullvazo” nomás). Saludos a todos ellos, no sé quienes habrán estado por ahí. No pude asistir por motivos de viaje, pero ya habrá muchos reencuentros más. Hace un par de años que el colegio se volvió mixto. Me imagino que con el tiempo ya no – sólo - concitará la atención el campeonato de futbol, sino también el de voley o de cualquier otro deporte para damas.
Cuantas botellas de cerveza se habrán consumido ese día (y eso que los ex alumnos no toman mucho, nadita). Esperamos con ansias el reencuentro del 2009. Hay muchos ex alumnos que ya partieron a un mejor lugar (al lado de Dios), y sabemos que ellos desde lo alto están pendientes de cada uno de nosotros. Queda demostrado que el colegio “San Agustín” es mucho más que un lugar de estudios; es una familia, una segunda casa, un albergue permanente de sabiduría. Gracias al padre Bernardo Paniagua, Silvino Treceño Ríos y el director Víctor Lozano Roldan, personajes que marcaron mi vida por su calidad de seres humanos y por sus enseñanzas sinceras y desinteresadas (no sólo la mía, sino la de mucha gente). Un saludo a todos los ex alumnos, aunque siempre nos vemos por las calles, nunca olvidamos de donde venimos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pertenesco a la promocion XXXVII del año 1993, solo quiero hacer mension a mis grandes mentores que ya casi no son considerados por las siguientes promociones y que se en algun mometo tuviron la suerte de tratar algo con ellos, rindo honores al padre Maurilio Paniagua en entonces mi profesor de religion, al padre Silvino Treceño Rios mi padrino de confirmacion tambien padrino de promocion el cual honrrosamente lleva su nombre y tambien profesor de cultura generan, en verdad aun guardo muchos recuerdos de esas clases, tambien al Padre Lucas que en ese entonces era el directos del colegio, y tambien como olvidar al padre Alonzo, estoy seguro que nadie de mi epoca osaria olvidarse de el en las tertulias, y aprovecho la oportunidad para saludar a toda la comunidad agustina, recuerdo mucho los reencuentros de fin de aöo espero volver a estar junto a toda mi gente algun dia..

Un saludo para todos, mi nombre es Kosmar Diaz y los saludos desde Estocolmo-SUECIA

Anónimo dijo...

La verdad estar en el colegio tambien es una cosa de locos, me acuerdo que el colegio nos gustabamos esconder las cosas, como las reglas y todas las cosas que se aparecia en nuestras vistas,sincermanente marco un Hito en my life...

mi chapa es Pollo loco... yeaah...ta wena la pagina de yapa...

Anónimo dijo...

Hola, también soy ex alumno promo 93 de nuestro gran San Agustín, al igual que Kosmar quisiera enviar muchos saludos a todos los ex alumnos y actualmente alumnos. Por supuesto de cómo olvidar aquella plana docente que desde 1983 a 1993 tuvimos la suerte y el privilegio de aprnder muchas cosas "buenas" de ellos, cosas que fueron pilares para nuestra formación académica, profesional y personal. ¿Cómo olvidar el griterío de Silvino cuándo se molestava cuando no se sabían algunas respuestas básicas de cultura general?, la originalidad y el realismo de sus ejemplos del Prof Oswaldo Soto cuando daba sus clses de Economía?, el orden militar que trataba de imponer el Prof Vicente Meza? las palabras precisas y consisas de R.P. Maurilio quien por cierte fue mi padrino y así puedo mencionar a todos los profesores desde primaria hasta secundaria, pero lo que sí realzo es el orden y respeto que habia y hacía que nazca un sentimieto en nosotros que aún los sentimos con los años y es de cada uno de los trabajadores docente y administrativos que nos motivaba y nos hacía sentir orgullosos de ser alumnos del colegio San Agustín. Saludos desde España para todos los agustinianos... Richie Orbe, ex alumno 1983-1993 Promoción R.P Silvino Treceño Rios

Anónimo dijo...

Estimado Coco:


Te agradezco enormemente la iniciativa de reencontrarnos a todos los que fuimos más jóvenes el primer lustro de la década de los ‘80s. La verdad que lejos está ese tiempo y sin embargo, se siente tan cercano. Lamentablemente circunstancias forzosas han impedido que esté con ustedes en esta celebración, sin embargo, quiero transmitirle a través tuyo a los estimados integrantes de la promoción 83 del CEP “San Agustín” las siguientes modestas reflexiones sobre el significado de esta efeméride que espero sepan dispensar; Un gran abrazo a todos!!


La gente que cursó la secundaria desde el 79 al 83, en aquel tiempo en el “Colegio de Agustín” como dice el himno, vivimos un tiempo especial, con el regreso de la democracia, luego de los años movidos con el rechazo a la dictadura militar, nos encontramos en un ambiente propicio a las libertades y algo de esos aires también llegaron al colegio gracias al Padre Laureano, quien quizá influenciado por la muerte del Generalísimo Franco y los cambios en su España natal, nos quiso hacer experimentar esa experiencia. En esos momentos nosotros entramos a la secundaria, en ese tránsito de las sombras verticalistas a la madrugada del respeto del otro, pasamos el umbral de la puerta del colegio y de la adolescencia, ya no me acuerdo bien, pero yo los acompañé me parece en el 7mo “D”; 8vo “A”; 9no “A” y el legendario Cuarto “A”del año 82.


Ese año previo a terminar nuestro ciclo secundario el subsiguiente 83, regresó mismísima contrarreforma católica, con el nombramiento como director del reaccionario Padre de Lucas, (que fue fiel a la tradición original de los agustinos, no se si sabes que una de las primeras misiones y votos fundacionales de la orden Agustina fue trabajar en las cárceles en el corregimiento de los presos) ese espíritu de cuartel y de internado de Requena (donde el cura de Lucas, había sido director) que arrasó con las libertades y tolerancia que Laureano había impulsado….así a consecuencias de la mano de hierro que instauro de Lucas nos echaron a varios, entre ellos estuvimos Balilla y yo, que terminamos la secundaria en el Maynas, también desintegraron a los salones de su gente original, e hicieron un tutti fruti de las tres aulas en los salones de quinto.


Habría que acabar con el mal ejemplo del “Cuarto A”. Ese salón donde había una unidad en la joda, en el repudio a los soplones hasta cansar a los jefes de normas, pero también una gran solidaridad a la hora de los exámenes y el trabajo escolar, salón de grandes peloteros que capitaneados por Manguinuri se daban el lujo de ganarle a los quintos, salón de retumbar cantos alegres por todo el colegio celebrando que éramos jóvenes y queríamos como el gallo que canta y bate sus alas desafiar al mundo y al futuro que se nos venía encima…


Años después me he encontrado con chicos de varias promociones posteriores y hablaban que en los ochentas hubo una promo bravísima y luego caí en cuenta que hablaban de la nuestra y para ellos era como hablar de una leyenda y un mito de orgullo, de un referente como dicen ahora, que indudablemente, seguramente les fue faro en ese momento tan crítico que es el afirmarse en la adolescencia, no cabe duda mi estimado Coco, que ese grupo humano que conformamos especialmente hasta antes, de la represión del Cura de Lucas, seguirá brillando por haber afirmado como pocos el surco de saber expresar el surgimiento de una nueva fuerza sobre la tierra que fue nuestra nueva generación y que además supo ser fiel a si misma.


Un brindis a la distancia.


L.

Promoción 83

pedro dijo...

Soy uno de la promo 76 Bodas de Plata y este año me ire de todas maneras, si Dios quiere, por que no sabia que los 28 de Diciembre se reunian, ojala me encuentre con gente de mi promo.
Me gusttaria contactarme con gente d mi promo mi correo es pemavi3@hotmail.com.
Un abrazo